Préstamos personales en línea: ¿útiles para liquidar deudas?

En los últimos años, la revolución tecnológica ha cobrado más protagonismo que nunca. A día de hoy es posible comprar ropa, complementos, alimentos o mobiliario para casa, tramitar transferencias de montos elevados e incluso solicitar préstamos personales ¡sin desplazamientos (llevando a cabo dichas acciones desde la comodidad del hogar o de la oficina o por qué no, mientras esperas a tus hijos a la salida del colegio)! Y todo, gracias a Internet. La inmediatez es, por consiguiente, uno de los factores clave de muchas sociedades actuales entre las que destacan los prestamistas privados disponibles en línea.

Pesos México

De cualquier modo, son muchos los que se cuestionan si los préstamos rápidos son un buen recurso al que acudir para hacer frente a una deuda previa que no puede liquidarse con los ingresos regulares. Pues bien, la respuesta es NO. Los artículos monetarios no deben bajo ningún concepto tomarse como fuente de subvención regular. Las ventajas con las que cuentan las nuevas compañías de crédito son múltiples e innegables. Y es que permiten obtener el dinero urgente del que se precisa en cuestión de minutos, sin salir de casa, sin papeleos y sin avales. Adicionalmente, la gestión es muy sencilla e intuitiva y los requisitos exigidos para poder lograr su financiación son mucho más laxos que los establecidos por las entidades bancarias tradicionales.

Sin embargo, el plazo de devolución con el que cuentan suele ser corto (generalmente no suelen superarse los 30 días) y aunque es cierto que los montos concedidos no son demasiado elevados, en ocasiones, el reembolso de la suma adquirida puede complicar la situación económica personal. En resumen, los préstamos a corto plazo no suelen solucionar los problemas económicos así que frente a cualquier situación financiera complicada lo mejor es librarse de las deudas cuanto antes por cuenta propia.

Ahora bien si no se tienen ahorros ni la posibilidad de recaudar dinero de modo regular, lógicamente se presentarán más complicaciones para liquidar las deudas pendientes ¿Qué hacer en ese caso? A continuación se plantean una serie de claves necesarias que deben tenerse en cuenta para afrontar circunstancias económicas complicadas ¡Toma nota!

Sobre el uso de los préstamos personales para pagar deudas

Tal y como se ha comentado en líneas anteriores, adquirir un préstamo en línea es mucho más fácil de lo que muchos creen. Aún así, no hay que olvidar que son productos financieros y por tanto, será imprescindible coger lápiz y papel para hacer cálculos. Los expertos recomiendan solicitar los préstamos personales en caso de contar con el 70% del salario libre, sin cargas adicionales. De este modo, se tendrá absoluta certeza de poder reembolsar la suma demandada sin ningún tipo de complicación. No obstante, no es más que un consejo puesto que al final como todo, la respuesta final queda sujeta al dictamen particular.

Cómo afrontar las deudas sin dinero

No siempre conviene hacer uso de los préstamos personales para desafiar los gastos extra y/o imprevistos. En lugar de recurrir a estas alternativas de subvención, interesa más aprender sobre los factores que permiten mejorar los ingresos particulares. Algunas de las opciones que pueden generar capital extra se enumeran más adelante ¡Descúbrelas!

  •  Trabajo en línea. Muchos usuarios necesitan ayuda extra para cumplir con su trabajo. Entre algunos ejemplos destacan: redacción de artículos, traducciones, diseño web, creación de contenido, planificación de redes sociales, etc. Se trata, como podrá comprobarse de alternativas muy rentables ya que no precisan de grandes costes para ser resueltas y pueden realizarse cómodamente desde casa.
  •  Otra viabilidad que puede tenerse en cuenta es la búsqueda activa de un segundo empleo que pueda compatibilizarse con el que ya se tiene. Será complicado compaginar dos puestos de empleo a la vez pero no hay que olvidar que es algo temporal. Estudiar las ofertas disponibles en Internet conceden un rango de búsqueda mayor ¡Compruébalo!
  •  Venta de productos en páginas web de segunda mano (por ejemplo eBay) o en mercadillos locales. Desprenderse de artículos que ya no se utilicen puede ayudar a alcanzar capital extra. Las opciones son infinitas.
  •  Iniciar una nueva andadura profesional (online). Empezar un negocio con una inversión mínima es una realidad. El gasto inicial que puede ocasionar la apertura de una tienda online o de una página web es más reducido que los gastos generados que conllevarían la apertura de un nuevo local (alquiler, permisos, nóminas, etc).

En definitiva, el esfuerzo que se requiere es elevado pero sí es posible salir de deudas sin dinero previo es decir, sin ahorros.

No hay que olvidar que en cuestiones económicas conviene estar al día para poder seleccionar las decisiones más seguras así que recuerda que en nuestro blog puedes informarte y aprender conceptos y tecnicismos para elegir adecuadamente aquellas empresas de préstamos rápidos en línea más útiles ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *