¿Qué pasa con mis datos personales tras pedir un préstamo?

Si escribes en cualquier buscador online, ‘préstamos en línea‘ podrás comprobar la gran cantidad de resultados relacionados con entidades financieras que ofrecen servicios de financiación inmediatos con montos que van desde los $ 1,000 hasta los $ 10,000 pesos ¿Tú también has hecho esta búsqueda? ¿Estás planteándote solicitar un préstamo para poder obtener dinero rápido pero te preocupa la seguridad de tus datos personales? ¡No te alarmes! Todos los prestamistas privados suelen contar con una ley de protección y cifrado a fin de evitar que ninguna persona ajena al procedimiento pueda acceder a los mismos.

¿Por qué necesitan los prestamistas privados nuestros datos personales y financieros?

Para verificar que la identidad de la persona que demanda el préstamo sea veraz y por consiguiente real, las empresas de créditos rápidos suelen exigir el cumplimiento de los siguientes requisitos mínimos:

  • Ser mayor de edad. En algunos casos reclaman que el demandante tenga, como mínimo 18 años pero en otros, 21. Todo depende de la política que siga la entidad. El cotejo de esta información se realiza a través de una copia remitida por el cliente de su cédula profesional, pasaporte o credencial para votar.
  • Ser titular de una cuenta bancaria. Para ello, será necesario facilitar un extracto bancario.
  • Disponer de ingresos regulares con los que poder justificar la liquidación del préstamo rápido en línea. Para lograr el crédito, será imprescindible remitir una copia de la última nómina, un contrato, subvención, ayuda, etc. al proveedor privado elegido.

Tras checar estos papeleos, se aprueban las peticiones evitando incidentes de suplantación de identidad.

¿Qué sucede con los datos personales aportados después de solicitar un préstamo rápido en línea?

Préstamos Rápidos

¡No te preocupes! Toda la información proporcionada a la compañía de préstamos personales queda registrada, almacenada y guardada en sus ficheros de protección de datos. De este modo, si se decide llevar a cabo más gestiones con la misma entidad esta última tendrá tu historial. Es decir, podrá conocer a través de este expediente si se han cumplido con los términos de devolución del crédito establecidos en contrato, qué dudas ha presentado el cliente a lo largo del trámite (si es que ha habido), etc.

Ante todo, ten presente que la protección y seguridad de los datos facilitados es esencial para cada sociedad financiera. Y es que, la ley de protección de datos es muy exhaustiva y penaliza mucho a empresas o personas físicas que no tienen en cuenta los expedientes de otras. Además, suele exigir una serie de requisitos para que todas las referencias aportadas queden guardadas de forma 100% segura y no se compartan a terceros.

Ahora bien uno de los factores más importantes a tener en cuenta es, tal y como apuntó el Presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef): Mario Di Costanzo Armenta, conocer a quién se le está pidiendo dinero. Así que antes de hacer ‘clic’ y cumplimentar el formulario de petición con las referencias particulares que se pidan, conviene:

  1. Revisar si la entidad en línea es legal y su actividad, por tanto, está debidamente regulada.
  2. Checar sus condiciones, intereses y comisiones para poder comparar adecuadamente las opiniones que pueden encontrarse en Internet.

Pero, ¿cómo sé si la empresa de préstamos rápidos en línea es confiable?

El Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (Sipres) es gratuito y puede utilizarse para poder conocer cierta información (general y corporativa) de las sociedades privadas disponibles en línea. Por otra parte, en el Buró de Entidades Financieras también permite saber la situación de ciertas empresas. Eso sí, conviene destacar que en ambos casos las firmas deben estar registradas ante Condusef.

Antes de solicitar, ¡infórmate, compara y evalúa de forma responsable!

Todos tendemos a comprar más de lo que realmente necesitamos pero también es cierto que en ocasiones surgen ciertas situaciones en las que se precisa de liquidez y no se cuenta con el dinero necesario para poder afrontar el pago. Antes de pedir préstamos en línea, conviene analizar la situación y pasar a preguntarse lo siguiente:

Preguntas recomendadas que deberías plantearte antes de pedir dinero en línea

  • ¿Necesito realmente dinero? Bajo la circunstancia de obtener una respuesta afirmativa, es inevitable pensar en para qué o por qué se precisa utilizar ese dinero. En definitiva, conocer si es por un lujo o por un aprieto económico que debe ser resuelto cuanto antes.
  • Desafortunadamente, la mayoría de familias pasan por apuros financieros. Hay épocas en las que llegar a fin de mes cuesta y mucho pero hay mucha diferencia entre solicitar un préstamo personal para poder solucionar un gasto imprevisto o contratar una línea de crédito para poder pagar caprichos. Comprar ropa, adquirir bolsos o cualquier otro tipo de complemento e inclusive apropiarse de algún auto. Por lo tanto en primer lugar, hay que establecer ciertas diferencias e intentar buscar las preferencias más baratas primero pero quizá lo más importante es preguntarse: ¿puedo permitirme ahora mismo eso?
  • ¿En cuánto tiempo lo podré liquidar? Las tasas de interés aplicadas a los productos financieros en línea suelen manejarse de manera diaria. A ello se debe, en cierto modo, que deban pagarse en un periodo máximo de 30 días. Recuerda que cuanto menor sea el término de devolución elegido, menos intereses deberán desembolsarse.

En resumen, analizados con detenimiento los puntos anteriores y en caso de no tener ninguna otra posibilidad, los préstamos rápidos en línea pueden convertirse en una buena opción a la que acudir. Por esa razón, si no quedara otro remedio, habrá que coger papel y lápiz para empezar a calcular si el préstamo podrá devolverse de manera responsable. Algunas sociedades financieras recomiendan que el solicitante cuente con, al menos, el 70% de su salario libre de cargas adicionales para poder destinar parte del mismo a la devolución del dinero prestado sin ningún tipo de problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *